Paolo Guerrero no se rinde

De vuelta en casa. Paolo Guerrero regresó a Lima de forma sorpresiva y se mostró muy dolido debido a que el Tribunal Federal suizo le ordenó que complete la sanción que le impuso el TAS.

Aún le quedan ocho meses para que cumpla los 14 de suspensión por doping, de manera que Paolo Guerrero recién podrá volver a jugar en abril del 2019, aunque él cree que puede ser antes.
“Realmente estoy sorprendido con esta nueva decisión del Tribunal Federal suizo, porque me estaba preparando para jugar el partido del domingo ante Palmeiras”, dijo el atacante del Inter de Porto Alegre, al que llegó hace poco más de una semana y tuvo que retirarse sin siquiera haber debutado con esa camiseta en el campeonato brasileño.
“Es duro recibir este tipo de noticias, porque otra vez me cortan las alas, sin embargo, continuaré peleando para demostrar mi inocencia”, añadió el último capitán de la selección peruana.
Algo huele mal
 Paolo Guerrero tiene muchas sospechas, dijo, de que algo extraño ha sucedido para que se haya reactivado su suspensión. “A veces me parece algo extraño todas estas cosas que suceden, pero trato de tomarlas como circunstancias de la vida. Hoy estoy más tranquilo, porque esto ya me ocurrió anteriormente y solo me queda seguir luchando. No puedo aceptar un castigo de ocho meses más, que no es justo”, advirtió, agregando que no está dispuesto a quedarse otra vez sin jugar.
Guerrero se molestó cuando le dijeron que había el temor de que no pueda jugar la próxima Copa América en Brasil 2019.
“Si son ocho meses, ¿cuándo es la Copa? Pero dime (dirigiéndose al periodista que lo interrogó), ¿cuándo es la Copa? (se juega del 7 al 30 de junio 2019)”.
“Tengo plena confianza que voy a volver antes de los ocho meses, voy a seguir peleando”, respondió Paolo Guerrero. En seguida, mientras caminaba a su auto, una señora le pidió un selfie, a lo que él accedió y hasta tomó la foto. “Estoy tranquilo por el respaldo de la gente”, dijo, complacido.
NI UN PASO ATRÁS
Paolo Guerrero dijo, asimismo, que no ha decidido viajar a Buenos Aires para entrenar por su cuenta, como lo hizo mientras estuvo cumpliendo la primera parte de su sanción, sino que se quedará en Lima unos días para ver el tema con sus abogados y recién entonces podría volver a Brasil para hablar con los directivos del Inter, que han decidido suspender su contrato.
“No hay ocho meses (de castigo), yo estoy peleando, no puedo aceptar un castigo que no es justo”, insistió cuando se retiraba del terminal aéreo, dejando en evidencia así que volverá a pelear  en el tema legal para quedar libre de su sanción y así pueda seguir su carrera en el fútbol sin problemas.
News Reporter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *